Batido de fresa con chocolate

Batido de fresa con chocolate

Hoy te enseñaremos cómo hacer un batido especial que podrás disfrutar tanto como desayuno o merienda, aunque lo mejor es prepararlo y regalarlo como algo especial en días importante como por ejemplo, el día de San Valentín.

Estamos seguros que si además de las tradicionales y siempre bellas flores le preparas este delicioso batido a tu pareja, ella o él no sabrán cómo recompensarte.

Se trata de un batido único de fresa con chocolate, dos sabores siempre mencionados como antónimos en las heladerías o paradojas de la vida, pero que en esta receta se combinan a la perfección para que degustemos algo realmente único.

Ingredientes

  1. Jarabe de fresa:

  • 1 libra de fresas frescas o congeladas

  • 1/4 de taza de azúcar

  • 2 cucharadas de agua

  1. Crema sencilla de chocolate:

  • 55g de buen chocolate semidulce

  • 1 cucharada de mantequilla sin sal

  • 2 cucharadas de leche

  1. Crema batida de vainilla:

  • 1 taza de crema de leche

  • 1 cucharada de azúcar

  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

  1. Batidos:

  • 1/2 taza de jarabe de fresa

  • 1 taza de helado de vainilla

  • 1/3 taza de leche

  • 2 cucharadas de cacao en polvo de buena calidad

  • cerezas al marrasquino (guarnición)

  • fresas (guarnición)

Equipo útil para la realización: licuadora

Esto podría ser apenas una receta común si dijéramos: Coge un poco de helado de fresa y mézclalo junto con la leche y el chocolate. Pero realmente, podemos hacerlo mejor.

Este batido de fresa con chocolate sería infinitamente mejor hacerlo durante la primavera, con perfectas fresas maduras, pero incluso con los que podemos comprar habitualmente en la tienda (o las congeladas), vamos a obtener un batido excelente.

Para iniciar el jarabe de fresa, simplemente debemos combinar los ingredientes en una olla mediana y calentar a fuego medio. Una vez que esté hirviendo a fuego lento, aplastaremos ligeramente los ingredientes y dejamos reducir el puré por unos minutos más. Sólo necesita para cocinarse entre 6 y 8 minutos.

En este paso se recomienda usar un machacador de papas para que las frutas aplastadas alcancen una mejor consistencia como puré.

Algo bueno de este batido es que no necesitaremos una tonelada de chocolate para que la receta nos quede bien. Sólo debemos cerciorarnos de usar ingredientes de calidad.

Lo ideal sería hacer una ganache o crema rápida de chocolate en la que sumergir las fresas y de la cual llenar los vasos. No obstante, la mayor parte del sabor en el batido proviene del polvo de cacao, por lo que la crema de choco podría ser una especie de bono o plus.

Luego de hechas estas dos cosas, debemos batir los ingredientes sobre una pequeña olla colocada en agua hirviendo, lo que viene a ser un baño de maría. Este baño será rápido, pero con el tiempo suficiente para que el chocolate y la mantequilla se derritan. El resultado será una crema suave, perfecta para emplearla como llovizna del batido o líquido de inmersión de las fresas.

Finalizar el batido

Esto está lejos de ser una ciencia exacta. Para finalizar el batido puedes combinar un poco de helado con leche, cacao en polvo, y una buena cantidad de jarabe de fresa en una licuadora. El jarabe de fresa debe estar a temperatura ambiente o simplemente se derretirá todo el helado.

Hecho esto, obtendremos una mezcla de apariencia rosa, lista para ser degustada.

Para ello vierte el contenido en las copas y decora estas con la crema batida de chocolate, una cereza, y tal vez un par de fresas frescas que puedes haber sumergido en el mismo ganache de chocolate para un toque adicional.

Si buscas la perfección, estos te ayudarán en la encomienda y verás cómo obtendrás un batido que fácilmente puede ser una de las mejores golosinas para regalar en cualquier momento especial.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No existen valoraciones)
Cargando…