Batido de fresa y nata

Batido de fresa con nata

El batido que te presentamos hoy no es un batido de fresa común o promedio. Está lleno de todos los sabores que incluiría una gran receta de pastel de fresas o un montón de nata dulce. Se trata del batido de fresa con nata, que bien podría ser toda una sensación de verano para ti.

Para muchos, desde la infancia, una tarta de fresas clásicas es una de las golosinas preferidas en todo momento. La combinación de mantecados, moras maduras y crema dulce, junto a las fresas, atrapa a casi todo aquel que la prueba.

Sin embargo, el batido de fresas con nata puede ser el sustituto perfecto de la tarta, por tener idéntico sabor y poder conseguirse con mucha más facilidad.

Este batido además da la posibilidad de incorporar otros ingredientes y disfrutarlo como un gran plato dulce. Por ejemplo, puedes añadir galletas de mantequilla desmenuzadas y almendras tostadas.

Una clave por si te decides a hacerlo es añadir un poco de azúcar y vainilla a las fresas frescas, antes de mezclarlas con el helado, para aclarar las bayas y que el sabor de la fresa esté presente en todo el contenido.

Las galletas de mantequilla proporcionan al batido una increíble textura mantecosa, como nata, y el helado y la crema batida ofrecen la excelencia del dulce.

De seguro, una vez pruebes este batido, dirás que por mucho es uno de los mejores que alguna vez hayas tenido.

Ingredientes

  • Una pinta de fresas frescas

  • Una cucharadita de extracto de vainilla

  • Dos cucharadas de azúcar granulada

  • Una pinta de helado de vainilla

  • 1/4 de taza de leche si fuera necesario

  • Seis galletas de mantequilla, divididas en pedacitos

  • Dos cucharadas de almendras tostadas

  • Crema batida

Instrucciones

Coloca las fresas, la vainilla y el azúcar en la licuadora. Bátelas hasta que las fresas estén bien disueltas y haya soltado todo el jugo.

Añade la crema y el hielo y bate la mezcla hasta que quede suave. Si el resultado es demasiado espeso, agrega la leche y mezcla de nuevo.

Desmenuza las galletas de mantequilla en la batidora y vuelve a batir.

Para servirlo, vierte el batido en dos vasos, luego cúbrelo con crema batida, almendras tostadas y una fresa fresca. Adorne cada vaso con una galleta de mantequilla o desmenúzala encima del vaso.

El resultado será un batido incomparable y paradisiaco.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…