Batido de fresa y piña

Batido de fresa y piña

El batido de fresa y piña, por su rico sabor, puede volverse verdaderamente adictivo, al punto de que puede provocar llegadas tardías al colegio o el trabajo porque quieres tener uno en cada desayuno.

Entre lo mejor de esta bebida, destaca su fácil realización. Para ello necesitaremos fresas, congeladas para espesar la bebida, porque frescas contienen demasiada humedad y vuelven el batid más acuoso, y hielo y leche ajustables al uso y nuestro gusto. Como es lógico, requeriremos de trozos de piña, congelados también para un rendimiento y espesura óptimos. Si el sabor de la piña lo halláramos demasiado tarto, podemos añadir azúcar o edulcorantes a nuestro gusto.

Ahora, sin más introducción, veamos las instrucciones para hacer esta bebida perfecta.

Ingredientes

  • ½ taza de fresas congeladas

  • ½ taza de piña cortada en dados (frescos, congelados, enlatados o en jugo)

  • ½ taza de leche descremada

  • De dos a tres cubos de hielo

Instrucciones

Coloca todos los ingredientes en una licuadora y bátelos hasta que queden suaves. Bebe el batido inmediatamente para un mayor disfrute.

Notas: Utiliza más hielo para un batido más espeso y menos para una consistencia más delgada.

Para una versión vegana, sustituye la leche de vaca por leche de soya, de arroz o de almendras, según prefieras.

Una vez pruebes la bebida, verás cómo querrás tener al menos una cada día, sin que tengas que preocuparte por si engordas y si por agradecer la cantidad de nutrientes beneficiosos que llevas a tu organismo, de conjunto con un sabor único y agradable.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No existen valoraciones)
Cargando…