Batido de fresa y avena

Batidos de fresa

En esta sección podrás encontrar todo tipo de batidos de fresa riquísimos con los que lograrás sorprender a tus comensales. Teniendo como ingrediente principal esta fruta, su dulce sabor y aroma logrará conquistar el paladar de todas aquellas personas que los prueben. Ahora, explora nuestras recetas, elige alguna y pruébala.

Si el anterior párrafo no te convence, tengo que decirte que las hemos explicado con todos los pasos detallados, para que no quede nada al azar, sin olvidarnos de todos los ingredientes que cada uno de los batidos necesita, por lo que son muy fáciles y rápidos de preparar.

Batido de fresa con chocolate

Batido de fresa con chocolate

Hoy te enseñaremos cómo hacer un batido especial que podrás disfrutar tanto como desayuno o merienda, aunque lo mejor es prepararlo y regalarlo como algo especial en días importante como por ejemplo, el día de San Valentín.

Estamos seguros que si además de las tradicionales y siempre bellas flores le preparas este delicioso batido a tu pareja, ella o él no sabrán cómo recompensarte.

Se trata de un batido único de fresa con chocolate, dos sabores siempre mencionados como antónimos en las heladerías o paradojas de la vida, pero que en esta receta se combinan a la perfección para que degustemos algo realmente único.

Ingredientes

  1. Jarabe de fresa:

  • 1 libra de fresas frescas o congeladas
  • 1/4 de taza de azúcar
  • 2 cucharadas de agua
  1. Crema sencilla de chocolate:

  • 55g de buen chocolate semidulce
  • 1 cucharada de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de leche
  1. Crema batida de vainilla:

  • 1 taza de crema de leche
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  1. Batidos:

  • 1/2 taza de jarabe de fresa
  • 1 taza de helado de vainilla
  • 1/3 taza de leche
  • 2 cucharadas de cacao en polvo de buena calidad
  • cerezas al marrasquino (guarnición)
  • fresas (guarnición)

Equipo útil para la realización: licuadora

Esto podría ser apenas una receta común si dijéramos: Coge un poco de helado de fresa y mézclalo junto con la leche y el chocolate. Pero realmente, podemos hacerlo mejor.

Este batido de fresa con chocolate sería infinitamente mejor hacerlo durante la primavera, con perfectas fresas maduras, pero incluso con los que podemos comprar habitualmente en la tienda (o las congeladas), vamos a obtener un batido excelente.

Para iniciar el jarabe de fresa, simplemente debemos combinar los ingredientes en una olla mediana y calentar a fuego medio. Una vez que esté hirviendo a fuego lento, aplastaremos ligeramente los ingredientes y dejamos reducir el puré por unos minutos más. Sólo necesita para cocinarse entre 6 y 8 minutos.

En este paso se recomienda usar un machacador de papas para que las frutas aplastadas alcancen una mejor consistencia como puré.

Algo bueno de este batido es que no necesitaremos una tonelada de chocolate para que la receta nos quede bien. Sólo debemos cerciorarnos de usar ingredientes de calidad.

Lo ideal sería hacer una ganache o crema rápida de chocolate en la que sumergir las fresas y de la cual llenar los vasos. No obstante, la mayor parte del sabor en el batido proviene del polvo de cacao, por lo que la crema de choco podría ser una especie de bono o plus.

Luego de hechas estas dos cosas, debemos batir los ingredientes sobre una pequeña olla colocada en agua hirviendo, lo que viene a ser un baño de maría. Este baño será rápido, pero con el tiempo suficiente para que el chocolate y la mantequilla se derritan. El resultado será una crema suave, perfecta para emplearla como llovizna del batido o líquido de inmersión de las fresas.

Finalizar el batido

Esto está lejos de ser una ciencia exacta. Para finalizar el batido puedes combinar un poco de helado con leche, cacao en polvo, y una buena cantidad de jarabe de fresa en una licuadora. El jarabe de fresa debe estar a temperatura ambiente o simplemente se derretirá todo el helado.

Hecho esto, obtendremos una mezcla de apariencia rosa, lista para ser degustada.

Para ello vierte el contenido en las copas y decora estas con la crema batida de chocolate, una cereza, y tal vez un par de fresas frescas que puedes haber sumergido en el mismo ganache de chocolate para un toque adicional.

Si buscas la perfección, estos te ayudarán en la encomienda y verás cómo obtendrás un batido que fácilmente puede ser una de las mejores golosinas para regalar en cualquier momento especial.

Video del batido de fresa con chocolate

Batido de fresa, kiwi con algo de plátano

Batido de fresa y kiwi

Después de un gran trago de batido de fresa, kiwi y plátano dirás indudablemente que probaste un batido único, cuya combinación de ingredientes tiene un sabor celestial.

Este batido lo hallarás perfecto para un día caluroso de verano, o como postre, o para satisfacer en cualquier momento las ansias de algo sabroso de los niños delicados. Igualmente, puedes aprovecharlo como una merienda saludable o como parte de alguna comida.

El sabor increíble del batido tendrá a tus papilas gustativas saltando de alegría, mientras que tu cuerpo recibe una buena dosis de nutrientes. Antes de entrar a la receta, vamos a echar un vistazo rápido a los beneficios para la salud atribuidos a los kiwis, fresas y plátanos.

La alta cantidad de vitamina C presente en los kiwis ofrece mucho para la protección antioxidante. Los kiwis son también una buena fuente de fibra dietética y potasio, y contienen trazas de otros minerales y vitaminas.

Al igual que los kiwis, las fresas son ricas en vitamina C, fibra dietética y potasio, pero también contienen grandes cantidades de manganeso, ácido fólico, yodo, magnesio, y vitamina K. Estos nutrientes conducen a la reducción de la inflamación, la buena salud de los ojos, la protección cardiovascular, acción preventiva contra algunos tipos de cáncer y fomento de huesos fuertes y sanos.

Por su lado el plátano contiene muchos de los mismos nutrientes que las fresas y kiwis. Apoya un sistema digestivo saludable, favoreciendo la digestión y excreción, una buena salud cardiovascular, ósea y ocular, así como un papel destacado en la prevención del cáncer.

Cada uno de estos ingredientes es bueno por sí mismo, pero combinados en este batido hacen una bebida saludable como pocas. Después de estar expuesto al sol durante un par de horas, este batido además te enfriará de inmediato.

Para su realización, opta por usar los ingredientes congelados, lo que junto al hielo hará al batido más fresco.

Los ingredientes

  • 1 taza de agua
  • 1 kiwi pelado y partido en dos
  • 1 taza de fresas frescas o congeladas
  • 1 plátano mediano, fresco o congelado
  • 1 cucharadita de aceite de coco
  • Entre 4 y 6 cubitos de hielo

Los complementos

  • 1/2 taza de arándanos congelados
  • 1/4 taza de yogurt
  • 1 cucharada de semillas de chía o gel de semillas de chía
  • 1 taza de espinacas o col rizada (opcional, si quieres darle una apariencia verde y que gane aún más en propiedades)

Instrucciones

Cargue los ingredientes en la licuadora de alta velocidad y mézclelos en cualquier orden durante 30-45 segundos, o hasta que se alcance la consistencia deseada.

Información nutricional

  • Calorías: 233
  • Grasa: 6g
  • Proteínas: 3g
  • Carbohidratos: 48g
  • Fibra: 8g
  • Azúcar: 28g
  • Vitamina C: 265 por ciento de la cantidad diaria recomendada
  • Vitamina K: 40 por ciento de la cantidad diaria recomendada
  • Calcio: 6 por ciento de la cantidad diaria recomendada
  • Hierro: 6 por ciento de la cantidad diaria recomendada

Batido de fresa con helado

Fresa con helado

La bebida que hoy te presentamos es un refrescante batido de fresa con helado, saludable e ideal para recargar tus niveles de energía. Es además bueno para los niños, y una sabrosa bebida para el desayuno o alguna merienda rápida.

Como las fresas son un fruto de temporada, este batido puede unirse a múltiples opciones como mermelada de fresa, pastel de crema de fresa, fresas cubiertas de chocolate, y muchas más. No obstante, en el artículo nos centraremos solo en el batido con helado.

Lo ideal es que para su realización consigas fresas dulces, con lo que evitarás tener que usar azúcar. De lo contrario, agrega el azúcar o cualquier edulcorante a tu gusto y según sea necesario. Este batido puedes servirlo como batido llano de fresa, o agregarle una bola de helado de vainilla o también de fresa, y conseguir así el sabroso batido de fresa con helado.

Ingredientes

Taza de medición utilizada: 1 taza = 250 ml

  • 250 gramos de fresas (de 22 a 25 fresas pequeñas y medianas)
  • Dos tazas de leche fría o 500 ml. También se pueden añadir 2,5 tazas de leche
  • De tres a cuatro cucharadas de azúcar o según el gusto (opcional).

Instrucciones

  1. Enjuaga las fresas y luego escúrrelas.
  2. Rebana la parte de la hoja verde de todas las fresas. Esto también se conoce como el descascarillado. Luego de esto, corta las fresas.
  3. Agrega las fresas picadas a un vaso de licuadora junto con dos tazas de leche fría.
  4. Añade tres cucharadas de azúcar o según tu gusto. Si las fresas son de por sí muy dulces, entonces no necesitas agregar azúcar.
  5. Mezcla hasta que esté suave el contenido.
  6. Vierte el contenido en vasos altos y sirve el batido de fresa inmediatamente.
  7. También puedes agregar una cucharada de polvo de helado de vainilla o helado de fresa, o bolas de helado íntegras, y obtendrás el sabroso batido de fresa con helado.

Batido de fresas y papaya

Foto de batido de papaya y fresas

Este batido es absolutamente delicioso. A este tipo de recetas las llamo “fusión tropical”, porque mezclan sabores de los trópicos con frutas y vegetales de estación locales.

Añadí una zanahoria a este batido para potenciar el contenido de vitamina A. Su cuerpo convierte el beta caroteno de frutas y vegetales en vitamina A. Los carotenos que están en la zanahoria también favorecen su salud visual.

Las zanahorias también aportan vitaminas C, B3, B6, E y K al igual que minerales con hierro, magnesio, fósforo, calcio, molibdeno y potasio. También son una gran fuente de fibra dietética.

Esta receta de batido no es una comida como tal, pero usted la puede convertir en un apetitoso y nutritivo desayuno, añadiéndole una cucharada de proteína en polvo y algunas verduras de hojas oscuras como col, espinaca o acelga. La proteína en polvo triplicará el contenido proteico y lo convertirá en un batido verde que multiplicará significativamente el contenido de calcio y hierro.

Ingredientes

  • Cuatro fresas grandes
  • Una taza de papaya en cubos
  • Una zanahoria mediana troceada*
  • Una cucharada de semillas de chia, humedecidas por cinco minutos
  • Una banana pelada
  • Ocho onzas de leche de almendras sin azúcar

Preparación

Comience por añadir el líquido a la licuadora (Yo utilizo una Vitamix), seguido de la fruta blanda. Mezcle a alta velocidad por treinta segundos o hasta que el batido esté cremoso.

*Si usted no dispone de una licuadora de alta velocidad, precisará cortar la zanahoria en pedazos antes de añadirla a la licuadora. Puede probar también hirviendo primero la zanahoria antes de batirla (deje que la zanahoria se enfríe antes de utilizarla en el batido).

Información nutricional

  • Calorías: 286
  • Proteínas: 5 gramos
  • Carbohidratos: 57
  • Fibra: 11.2 gramos
  • Ácido fólico: 109.7 mg
  • Calcio: 9% DV
  • Hierro: 2.4 mg
  • Vitamina A: 83%
  • Vitamina C: 193%

Este batido es también una rica fuente de vitaminas B1 hasta B6, vitamina K, cobre, manganeso, fósforo, potasio y zinc.

Batido de fresas y melón

Batido de melón y fresas

Adoro los batidos en mi desayuno, ya que son refrescantes y llenan. Puedes mezclar cualquier variedad de frutas/frutos secos con leche o yogurt para hacer un batido de desayuno perfecto.

Recientemente traté la variedad de melón con fresa y fue asombroso el resultado. La fresa y el melón son ricos en antioxidantes, el control de la presión arterial, buenos para la piel y tienen propiedades anti envejecimiento, los sabores de las frutas mencionadas son deliciosos y el color de estas son realmente atractivos para cualquier persona, ¡además del molde de corazón de la fresa, definitivamente la hace la fruta favorita de muchos de nosotros.

Ingredientes

  1. ½ melón de tamaño medio
  2. 5 fresas
  3. Leche fría o yogurt 1 taza (yo utilizo leche baja en grasa)
  4. Azúcar o miel para probar (yo salté esto)

Preparación

  • Lave las fresas, córtelas y manténgalas listas, elimine las semillas y saque la pulpa jugosa central y téngalo listo.
  • En una licuadora añada el melón y la fresa (añada azúcar o miel si se desea) hasta suavizar y entonces adicione la leche y mezcle otra vez por unos segundos más.
  • Eso es todo. Un batido de melón y fresa listo, saludable y delicioso. Sirva inmediatamente.

Consejos

  • Puede añadir también ¼ de cucharadita de vainilla para gusto y sabor adicional.
  • Para hacerlo más rico y delicioso adicione 1-2 bolas de helado de vainilla o fresa.

Batido de fresa y manzana

Batido de manzana y fresa

A pesar de tener batidos de frutas en el desayuno con regularidad, una persona no podría dejar de alegrarse si un día es sorprendida con un batido presentado como el que hoy te mostramos. Se trata de un batido de manzana con fresa, cuya estética, basada en una bella capa de fresa en la superficie, lo hace único y atrayente.

La comida es tan importante para la panza como lo es para los ojos. De hecho, los grandes chefs y decoradores de alimentos dicen que primero comemos a través de los ojos, por lo que la presentación de los platos debe ser lo más bella posible.

Si le pones empeño a este batido, la sonrisa de tus hijos o cónyuge cuando se lo presentes, habrá valido más que todo el esfuerzo realizado.

La receta de la bebida es sencilla. Para hacerla, necesitas fresas dulces, no agrias, porque echarían a perder el batido. Basta con retirar la parte verde de las mismas y cortarlas en mitades. Igualmente, se precisa de una manzana, la cual puede ser pelada también, pero sin deshacerse de la cáscara porque también irá a la licuadora, dado que en ella radican la mayor parte de las propiedades de tan deliciosa fruta.

Luego de peladas, las frutas las debes cortar en trozos medianos, que mezclarás bien y durante un rato en tu batidora. Después añadirás una taza de leche, mientras sigues batiendo. Puedes probar el batido y si te gustara más dulce puedes echarle una cucharada de miel.

Hecho todo esto, ya podrás entonces disfrutar o gratificar a tus seres queridos con una deliciosa y bella copa de batido de manzana y fresa, con unos cubitos de hielo.

Ingredientes

  • Fresa: 2 tazas, picadas en trozo
  • 1 taza de trozos de manzana, sin cáscara
  • 1 taza de leche
  • 1 cucharada de miel (opcional)

Instrucciones

  1. Pele la manzana y córtela en trozos medianos.
  2. Retire la parte verde de la fresa y córtelas en mitades.
  3. Añada una taza de leche, mientras que mezcla todo bien en una licuadora.
  4. Añada una cucharada de miel si fuera necesario para su disfrute.
  5. Mezcle nuevamente el batido y viértalo en los vasos. Sírvalo inmediatamente y trate de decorarlo según las fotos.

Batido de fresa y sandía

Batido de fresa y sandía

Casi siempre tenemos un plato de sandía cortada en nuestra nevera durante todo el verano. Es sin duda uno de los alimentos más refrescantes para un día caluroso.

La sandía está llena de nutrientes y fitoquímicos, pero hay un hecho positivo para nuestra nutrición del que la mayoría de las personas no son conscientes. Resulta que la sandía tiene más licopeno que los tomates. Según las estadísticas de centros de estudios sobre los alimentos, la sandía tiene un 40 por ciento más de licopeno que los tomates crudos, conocidos por sus altos niveles de esta sustancia.

El licopeno es un potente antioxidante que se ha demostrado que posiblemente ayudar a combatir las enfermedades del corazón y prevenir varios tipos de cáncer.

Además de licopeno, otros beneficios para la salud aportados por la sandía son:

  1. Cero grasa y baja cantidad de calorías
  2. Alto contenido de vitamina A, buena para la vista y como antioxidante; de vitamina C, importante para fortalecer la inmunidad, la capacidad de sanación ante las heridas, prevención del daño celular, promoción de la salud de los dientes y las encías; y vitamina B6, buena para las funciones cerebrales y la conversión de la proteína en energía.
  3. Buena fuente de potasio
  4. Su 92 por ciento es puramente agua, por lo que es un buen fruto para la hidratación.

Sin embargo, por mucho que nos encante la sandía, hay que reconocer que a veces las piezas que reposamos en el frío son un poco blandas, por el asentamiento del jugo. No obstante, en vez de tirarlas a la basura, podemos hacer deliciosos batidos, como este de dos ingredientes (sandía y fresa) que hoy queremos mostrarte.

Su realización es muy fácil. Mezclamos ambos ingredientes y les añadimos un poco de hielo. No se necesita ningún otro líquido debido al alto contenido de agua de la sandía. El resultado será un dulce, refrescante y sin duda saludable batido.

Ingredientes

  • 4 tazas de sandía, en pequeños cubos
  • 2 tazas de fresas en rodajas
  • 1 taza de hielo

Instrucciones

Licuar todo hasta obtener la consistencia deseada. Una vez logrado, verter el contenido y endulzar según el gusto.

Batido de fresa sin azúcar

Batido de fresa sin azucar

En sólo 30 años, el número de niños con sobrepeso, con edades entre dos y cinco años, se ha duplicado. Si esto parece alarmante, espera a conocer que entre los jóvenes de seis a 19 años el número en igual periodo de tiempo se ha triplicado o más que triplicado. Sin dudas, se tratan de estadísticas alarmantes.

Si bien hay varios factores que contribuyen a la obesidad infantil, las 150 libras de azúcar que, por ejemplo, el estadounidense promedio consume cada año, parecen ser una de las principales causas.

Normalmente crecemos comiendo galletas y helados y podemos no ser obesos. Pero esto no es así en todos los casos, y más hoy en día, ante una sobreabundacia de confituras, dulces y comida chatarra.

¿Cuánto han cambiado las cosas?

Hace doscientos años, el estadounidense promedio comía sólo dos libras de azúcar al año. Hace cincuenta años el número de libras anuales era 100 y ya actualmente, como se vio, come más de 150 libras de azúcar.

No ponga tanta azúcar en su cereal

Usted puede que no coma helado y dulces todos los días ni replete su cuerpo de azúcar todas las mañanas, pero sucede que el azúcar se esconde en casi cada alimento procesado que vemos en los estantes de las tiendas de comestibles. Esto se cumple desde el pan, los cereales y bebidas, e incluso en alimentos donde menos lo esperamos como aderezos para ensaladas, salsa de tomate, yogur, galletas, hamburguesas, mantequilla de maní, frutas secas, barras de granola, salsa de barbacoa, frijoles horneados y frutas enlatadas o verduras.

Lo peor es que el azúcar puede estar incluida bajo muchos nombres diferentes, por lo que no siempre la reconocemos cuando leemos las etiquetas de los alimentos.

Obesidad infantil

Todo esto continuo consumo de azúcar aumenta el riesgo de un niño de padecer de obesidad y otras enfermedades, como la resistencia a la insulina, diabetes, ciertos tipos de cáncer, hiperactividad, asma, colesterol alto, enfermedades autoinmunes, síndrome del intestino irritable, estreñimiento, y más.

¿Qué puede hacer?

Si bien es probable que no sea necesario eliminar todo el azúcar de la dieta de su hijo, puede buscar formas para reducir el consumo de azúcar. A continuación le damos algunos consejos sobre cómo hacer esto posible:

  1. Reemplazar las bebidas azucaradas por agua pura.
  2. Utilizar salsas de frutas sobre panqueques y waffles en lugar de jarabes.
  3. Sustituir aderezos comprados en la tienda por ensaladas con suplementos o aderezos bajos en grasas.
  4. Leer las etiquetas o propiedades, incluso cuando compramos verduras y frutas en conserva, supuestamente sin azúcar añadido.
  5. Al hacer postres caseros, recortar la cantidad de azúcar si es posible.
  6. Limitar el consumo de dulces y alimentos procesados.
  7. Hacer nuestra propia granola en lugar de comprarla.
  8. Cambiar a la mantequilla de maní sin azúcar natural agregada.
  9. Reemplazar los cereales azucarados con cereales integrales que tienen poco o nada de azúcar, y luego añadir edulcorantes. De esa manera usted tiene control sobre la cantidad de azúcar en su cuerpo. Curiosamente, la mayoría de las personas terminan usando menos azúcar de esta manera.

En este sentido de disminuir el consumo de azúcar te proponemos una receta deliciosa de batido de fresa sin azúcar, la que puedes hacer para consumir una bebida saludable, en vez de las variedades compradas en la tienda, que están llenas de azúcar y/o colores artificiales y sabores.

Si sus hijos nunca han probado la leche comercial, entonces les va a encantar este batido. Si por el contrario ya estuviesen enganchados a las chuches de la tienda, entonces es posible que desee añadir un poco de edulcorante a esta receta, en aras de imitar las bebidas a las que están acostumbrados. Aún con edulcorantes, esta bebida será mucho más saludable para usted y sus hijas, que las homólogas de centros comerciales y pequeñas tiendas.

Un beneficio adicional de este batido es que es libre de productos lácteos. Los estudios demuestran que los productos lácteos pueden contribuir a muchas enfermedades, incluyendo la obesidad, entre adultos y niños.

Ahora sí, conozcamos la receta

Ingredientes

  • 1/3 taza de almendras blanqueadas o anacardos crudos
  • 3/4 de taza de leche de almendras, leche de soya, leche de coco o una combinación de cualquiera de estas
  • 1/4 taza de jugo de piña
  • De 9 a 10 fresas medianas, frescas o congeladas
  • 1/2 cucharadita de vainilla

Instrucciones

  1. Coloca los frutos secos, la leche y el jugo en la licuadora y mezcla hasta que esté muy suave el contenido. Esto puede tardar varios minutos si usted no tiene una licuadora muy potente.
  2. Añade las fresas y la vainilla y mezcla hasta que estén muy suaves.
  3. Si se utilizan fresas congeladas, la refrigeración no es necesaria. De lo contrario, deje enfriar el batido y luego agítelo antes de servirlo.

Nota: Ajuste la consistencia mediante el uso de más o menos leche.

Batido de fresa con nata

Batido de fresa y nata

El batido que te presentamos hoy no es un batido de fresa común o promedio. Está lleno de todos los sabores que incluiría una gran receta de pastel de fresas o un montón de nata dulce. Se trata del batido de fresa con nata, que bien podría ser toda una sensación de verano para ti.

Para muchos, desde la infancia, una tarta de fresas clásicas es una de las golosinas preferidas en todo momento. La combinación de mantecados, moras maduras y crema dulce, junto a las fresas, atrapa a casi todo aquel que la prueba.

Sin embargo, el batido de fresas con nata puede ser el sustituto perfecto de la tarta, por tener idéntico sabor y poder conseguirse con mucha más facilidad.

Este batido además da la posibilidad de incorporar otros ingredientes y disfrutarlo como un gran plato dulce. Por ejemplo, puedes añadir galletas de mantequilla desmenuzadas y almendras tostadas.

Una clave por si te decides a hacerlo es añadir un poco de azúcar y vainilla a las fresas frescas, antes de mezclarlas con el helado, para aclarar las bayas y que el sabor de la fresa esté presente en todo el contenido.

Las galletas de mantequilla proporcionan al batido una increíble textura mantecosa, como nata, y el helado y la crema batida ofrecen la excelencia del dulce.

De seguro, una vez pruebes este batido, dirás que por mucho es uno de los mejores que alguna vez hayas tenido.

Ingredientes

  • Una pinta de fresas frescas
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • Dos cucharadas de azúcar granulada
  • Una pinta de helado de vainilla
  • 1/4 de taza de leche si fuera necesario
  • Seis galletas de mantequilla, divididas en pedacitos
  • Dos cucharadas de almendras tostadas
  • Crema batida

Instrucciones

Coloca las fresas, la vainilla y el azúcar en la licuadora. Bátelas hasta que las fresas estén bien disueltas y haya soltado todo el jugo.

Añade la crema y el hielo y bate la mezcla hasta que quede suave. Si el resultado es demasiado espeso, agrega la leche y mezcla de nuevo.

Desmenuza las galletas de mantequilla en la batidora y vuelve a batir.

Para servirlo, vierte el batido en dos vasos, luego cúbrelo con crema batida, almendras tostadas y una fresa fresca. Adorne cada vaso con una galleta de mantequilla o desmenúzala encima del vaso.

El resultado será un batido incomparable y paradisiaco.

Batido de fresa y avena

Batido de fresa y avena

Las fresas son frutas muy demandadas no sólo por su sabor, sino también por sus propiedades. Puede que en el lugar que vivas no se den, pero de seguro algún departamento de frutas de algún súper las ofrecerá para ponerlas a tu alcance, y que no te veas obligado a perderte el encanto de muchas recetas.

Una de ellas es este batido de fresa y avena que hoy te presentamos, el cual se adapta al gusto de la mayoría de las personas, incluso aquellas que les gusta el sabor a fresa, pero no comerlas como fruta, ni espolvoreadas con azúcar.

Este batido por sí solo puede constituir un gran desayuno, que llevarás al organismo la mayor parte de los nutrientes y energía que se necesitan para ese momento del día. El complemento de la avena lo hace aún más sabroso y energético.

Sin más, te damos la lista de ingredientes y pasos para su realización, con la esperanza de que lo pruebes y nos hagas saber qué te parece.

Ingredientes

  • 10 fresas
  • Tres cucharadas de avena
  • 400 ml de leche fría
  • Tres cucharadas de azúcar o miel, ajustables al gusto
  • Una cucharadita de vainilla (opcional)

Instrucciones

En una sartén seca agregar la avena y tuéstala hasta que expida un aroma agradable. Luego retírala y colócala en un recipiente para que se enfríe.

Junta las fresas con la avena, el azúcar y la pizca de vainilla en la licuadora y bate la mezcla durante un minuto o hasta que se alcance una consistencia suave.

Después añade la leche y bate los ingredientes de nuevo hasta que estén bien mezclados y con el espesor que deseas.

Vierte el contenido en copas y disfruta de esta bebida ideal para los veranos calientes, desayunos y meriendas.

Batido de fresa y piña

Batido de fresa y piña

El batido de fresa y piña, por su rico sabor, puede volverse verdaderamente adictivo, al punto de que puede provocar llegadas tardías al colegio o el trabajo porque quieres tener uno en cada desayuno.

Entre lo mejor de esta bebida, destaca su fácil realización. Para ello necesitaremos fresas, congeladas para espesar la bebida, porque frescas contienen demasiada humedad y vuelven el batid más acuoso, y hielo y leche ajustables al uso y nuestro gusto. Como es lógico, requeriremos de trozos de piña, congelados también para un rendimiento y espesura óptimos. Si el sabor de la piña lo halláramos demasiado tarto, podemos añadir azúcar o edulcorantes a nuestro gusto.

Ahora, sin más introducción, veamos las instrucciones para hacer esta bebida perfecta.

Ingredientes

  • ½ taza de fresas congeladas
  • ½ taza de piña cortada en dados (frescos, congelados, enlatados o en jugo)
  • ½ taza de leche descremada
  • De dos a tres cubos de hielo

Instrucciones

Coloca todos los ingredientes en una licuadora y bátelos hasta que queden suaves. Bebe el batido inmediatamente para un mayor disfrute.

Notas: Utiliza más hielo para un batido más espeso y menos para una consistencia más delgada.

Para una versión vegana, sustituye la leche de vaca por leche de soya, de arroz o de almendras, según prefieras.

Una vez pruebes la bebida, verás cómo querrás tener al menos una cada día, sin que tengas que preocuparte por si engordas y si por agradecer la cantidad de nutrientes beneficiosos que llevas a tu organismo, de conjunto con un sabor único y agradable.

Batido de fresa y plátano

Batido de fresa y plátano

Durante el verano, muchas personas disfrutan de degustar batidos en las meriendas o el desayuno, pero no todos los días. Entre esos batidos una posibilidad que destaca por su aporte energético y sabroso gusto es el batido de fresa y plátano.

Si eres de los que no come plátanos por sí solos, en su forma natural, verás cómo podrás tolerarlos y degustarlos en este batido, cuya receta compartiremos.

Los plátanos son ricos en energía, por lo que es bueno incluir al menos uno plátano en el desayuno. Esto es beneficioso para los niños en crecimiento y si se los brindas en forma de batido les gustará aún más.

Este batido de fresa y plátano es espeso, cremoso y delicioso, además de por supuesto, muy fácil de hacer.

Las fresas le añaden un poco más de valor nutritivo al mismo, ya que dichas frutas son ricas en vitamina C. La adición de edulcorante es opcional o al gusto, y depende de la dulzura de la fruta. Utiliza siempre los frutos maduros, de modo que no sea necesario añadir ninguna azúcar o miel extra, con lo que garantizas no ingerir más dulce del necesario.

Otro punto a favor de este batido es que no se usa helado en él. Para hacerle cremoso sin helado, debes azotar batir el plátano y la leche primero en la licuadora hasta que la mezcla esté suave, espesa y cremosa. Para un mejor resultado se recomienda usar plátano congelado. Para llevarlos a ese estado, sólo deberás pelarlos, cortarlos en trozos, ponerlos en una bolsa y meterlos en tu nevera o refrigerador.

Sobre la leche, trata de utilizar siempre leche no láctea con el plátano. Porque según muchos, la combinación de plátano y leche siempre resulta dura para el estómago, haciéndolo pesado y perezoso en la digestión. Si consumimos la mezcla de estos dos elementos en abundancia, provocaremos una indigestión en el cuerpo y este se volverá más tóxico, lo que resulta en un no aprovechamiento de los beneficios de los alimentos del batido. Debido a esa razón, se recomienda hacer este batido con leche de almendras.

Ingredientes

  • Un plátano maduro mediano
  • Media taza de leche de almendras, de anacardo o de soya, preferiblemente nunca de vaca.
  • De cinco a seis fresas grandes
  • Miel o azúcar al gusto

Instrucciones

Primero mezcle y bata el plátano y la leche en una licuadora o procesador durante dos o tres minutos. Como resultado obtendrás una mezcla suave y cremosa.

Luego agrega las fresas y la miel o azúcar mézclalo todo, igual en la batidora, para asegurarte que no haya ningún trozo de bayas.

Hecho esto ya puedes sacar una copa y disfrutar.

Información adicional

El sabor de este batido se caracteriza por ser dulce y tener una agradable textura cremosa. Cualquier batido sin helado, como este, es saludable, por lo que podrás servirlo como desayuno. En sentido general, esta opción es perfecta para los niños.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…